domingo, 24 de febrero de 2019

El conflicto israelí –palestino y sus negociaciones.

El conflicto israelí –palestino y sus negociaciones.

En marzo 17 del 2015 el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu ganó la reelección gracias a que su base de apoyo una derecha extrema confió en su promesa de que mientras él estuviera en poder los palestinos nunca conseguirían su Estado. Después de la reelección trato de retractarse de sus comentarios pero los palestinos no le creyeron, una persona cercana al líder palestino Mahomud Abbas dijo: La reelección de Benjamín Netanyahu marcó el final de una era la cerrazón final de la ventana para una posible negociación.

En este trabajo analizaremos el caso de negociación entre Palestina e Israel, en el cual también se han visto involucrados varios miembros de la comunidad internacional. Lo cual en principio la convierte en una negociación bilateral pero con participación multilateral no explicita, los factores externos podemos enunciar la participación notoria de los EE.UU., la asamblea de la ONU, en cuanto a lo interno se encuentra entre otras cosas el choque entre generaciones, el cambio de gobiernos en los respectivos países y otros complejos factores que consideraremos en este trabajo.

Las condiciones para la negociación se determinan mediante las partes que participarán en la negociación, la interdependencia, es decir que las partes deben depender l una de la otra para poder conseguir sus intereses o satisfacer sus necesidades, las partes necesitan del apoyo o su aversión a los resultados negativos para poder lograrlo. Si una de las partes consigue su objetivo sin la cooperación de la otro entonces habrá poco ánimo para negociar. Debe haber disponibilidad para negociar

Debe haber también medios para influir en la otra parte. Algunas de las maneras de ejercer influencia son por ejemplo el poder de amenazar e infligir dolor o costos indeseables , preguntar cosas que te lleven a pensar , proveer información necesaria y buscar el consejo de personas expertas en el tema, el ejercer los derechos de legitimidad o proveer  recompensas son todas maneras de ejercer influencia en las negociaciones.

Debe haber algo de acuerdo en algunos asuntos e intereses. Asimismo debe haber la voluntad de llegar a un acuerdo. En el caso palestino israelí, la parte israelí no ha estado dispuesta a sacrificar nada y el proceso de negociación, que ha sido muy largo en su mayoría se ha dado mediante la presión internacional y no debido a la disposición del lado israelí de negociar.

Puede haber varias razones para no querer llegar a un acuerdo, algunas veces continuar el conflicto es más importante que llegar a un acuerdo. Es decir las partes quieren continuar con una relación negativa en lugar de no tener ningún  tipo de relación.

Otra de las razones por la cual la gente negocia es porque hay más posibilidades de ganar algo si se negocia que si no se negocia. Muchos de los logros alcanzados por el ahora Estado Palestino no han sido por negociación con Israel sino por decisiones  impuestas en la arena internacional y debido a esto el estado de Israel ha perdido cada vez más el poder de negociar con el Estado palestino y a su vez ha perdido mayor terreno en las negociaciones a favor del Estado Palestino. La situación se ha agravado tanto en su contra    que Ahora solamente le quedan dos opciones, o acepta la existencia de dos Estados o les confiere la nacionalidad Israelí a los habitantes de la franja de Gaza.

Incluso en un proceso tan largo como lo han sido las negociaciones Israelí palestina existe un límite de tiempo. En este caso en particular los factores de tiempo externos se dan en el seno de las naciones unidas y los factores de tiempo interno se dan en cuanto al cambio de gobierno, pues cada administración tiene sus prioridades , existe también a brecha generacional y la manera de pensar , en el caso de las nuevas generaciones de palestino por ejemplo están más a favor de un acuerdo para que se les otorgue la nacionalidad israelí , es decir un solo Estado , en tanto que las generaciones mayores prefieren dos Estados. Los avances del Estado Palestino se han dado con el tiempo, y el lado Israelí ha procrastinado cualquier tipo de negociación pues con esto ganó un poco más de tiempo.

Uno de los más grandes obstáculos para la negociación entre Israel y Palestina es la psicológica debido a que si existen sentimientos muy fuertes  especialmente en cuanto a la diferencia en religión, en contra de la otra parte es muy difícil que se llegue a una buena conclusión de las negociaciones.

 

Otro de los obstáculos que enfrentan las partes es la legitimidad interna que tienen para poder tomar cualquier decisión, esto es debido  que las sociedades, ambas, se encuentran polarizadas en cuanto a lo que se debería hacer y no se llega a un consenso. Por lo que la única manera de llegar a un acuerdo y ha sido es mediante el arbitraje internacional y con el tiempo.

Se deben dar las condiciones de acuerdo tanto internas como externas para poder llegar a un final ideal de las negociacioes.Pero debemos recordar que los ciclos políticos solamente duran cierto tiempo, entonces se necesita de uno largo y estable para que se dé y como sabemos esa zona es la más inestable del planeta.


















Bibliografía

Moore C. Negociación.
http://www.au.af.mil/au/awc/awcgate/army/usace/negotiation.htm, consultada el 25 de Marzo del 2016

Baz Ratner, The death and life of the two state solution, Foreign affairs, July August 2015 issue. Consultada en https://www.foreignaffairs.com/articles/israel/2015-06-16/death-and-life-two-state-solution?cid=soc-fb-rdr

No hay comentarios:

Publicar un comentario